Sidebar

02
Sáb, Mar

Los días en que Alba Cristal fue víctima y rescatista

Noticias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

* Si Espiñoza Peña no hubiera estado en esas dos reuniones con el gobernador, jueves y viernes, por la razón que fuera, no habrían tenido peso si no al contrario. Podría faltar cualquier diputado, pero no ella.

* (Se pide a medios de comunicación NO plagiar las notas de Relatos Nayarit, por mínima vergüenza)

 

Entre el martes siete y el viernes 10, la diputada local Alba Cristal Espinoza Peña pasó de ser víctima a convertirse en rescatista.

Con el anuncio de un grupo de diputados de MORENA que la desconoció como coordinadora de la bancada y en su lugar se designó a Juana Nátaly Tizcareño Lara, unas horas después ésta ascendió también a la Presidencia del Congreso del Estado en lugar de Espinoza.

¿De dónde vino la repentina indicación para que se produjera este cambio? Las miradas se dirigieron de inmediato a Palacio de Gobierno. Y es que resultaría improbable que ocho legisladores del oficialismo tomaran esta iniciativa sin el visto bueno del Poder Ejecutivo.

Pero Alba Cristal aguantó vara y fue ella quien, personalmente, en los siguientes días disminuyó el desgaste que recaía en el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero.

El jueves nueve divulgó un mensaje de viva voz en su espacio de Facebook para agradecer la solidaridad de muchas personas:

“Estoy muy bien, esto es normal, son procesos, hay que reconocerlos, agradecerlos y aprender de ellos (…) Este es un proceso que tiene que estar de la mano de la democracia y en mayoría se decidió un cambio sano, natural, y que hoy en día muestro con total plenitud y madurez…”

Además de citar que hay Alba Cristal para rato, en la parte final del mensaje precisó “mi respaldo irrestricto” al gobierno que encabeza el doctor Navarro Quintero.

Se conoció entonces una reunión de Navarro con la bancada de MORENA en la Cámara de Diputados, y una foto para cerrar fisuras: entrelazados el brazo derecho de Alba Cristal con el izquierdo del gobernador, y al lado opuesto Juana Nátaly. Y así las demás mujeres diputadas, y los hombres de pie, en abrazo.

Pero lo anterior no fue suficiente y la mañana del viernes se dejaron ver en un restaurante: se necesitaba transmitir una respetuosa y buena relación entre poderes ante las cámaras de televisión y por redes sociales.

Si Espiñoza Peña no hubiera estado en esos dos momentos, por la razón que fuera, no habrían tenido peso si no al contrario. Podría faltar cualquier diputado, pero no ella. Siguió entonces con una tarea de apagar el fuego.

Hay, sin embargo, evidencias de que la situación no ha sido precisamente grata. Por ejemplo, la página de Facebook del gobernador presentó fotografías de los encuentros antes citados y una de ellas, el saludo de Navarro y Espinoza más parece de duelo que de alegría. Esa foto fue omitida en la página de Facebook del Gobierno del Estado.

Horas más tarde, Alba Cristal publicó por Facebook una fotografía con su niño y su niña con un contundente “Por fin en casa, por fin en paz.”

Y más tarde:

“Gracias por tanto, ahora somos más fuertes. Excelente fin de semana”, acompañada por una reflexión del escritor Carlos Fuentes en la novela La Silla del Águila:

“Hay cosas que sentimos en la piel,

otras que vemos con los ojos, otras

más que nomás nos laten en el

corazón.”

Un dato más: Alba Cristal no publicó ninguna palabra ni fotografías de las dos reuniones de diputados con el gobernador, ni en el Congreso ni en el restaurante.

Dicen los jóvenes que felicitación o festejo que no está en Facebook no cuenta.

Pudo entonces quitarse el traje de bombero.

(Alba Cristal, brazo con brazo con el gobernador, del lado izquierdo)

X

Right Click

No right click